UNA FINESTRA OBERTA AL MÓN

UNA FINESTRA OBERTA AL MÓN
(c) Gallel Abogados

lunes, 21 de diciembre de 2015

LA CAZA DEL UROGALLO

LA DEMOCRACIA Y EL "2O-D"



- Era el tiempo de la Paleo-Democracia o de la Tardo-Dictadura en el que el, entonces, Ministro de la Gobernación, el gallego Manuel FRAGA IRIBARNE, uno de los "padres de la Constitución", como así luego fue llamado y, según dicen, nos sorprendió con que había ordenado la detención de un grupo de ecologistas

que protestaba por la caza del urogallo mientras él los cazaba, dado que les espantaba a los urogallos y malograban su caza; este hecho tuvo lugar, al parecer, en Lugo, "matria" -como a él le gustaba decir- del Sr. Fraga Iribarne,  .
- Años después, el propio Sr. Fraga Iribarne, en plena "Democracia constitucional" y ostentando el cargo de Presidente de la XUNTA DE GALICIA, contribuyó a la extinción del urogallo.
- En poco más de 40 años hemos pasado, "como el rayo", de la denominada "Democracia orgánica", en la que toda España era un coto de caza (de urogallos) a disposición de unos pocos, primando el interés de unos pocos sobre los derechos de la mayoría, algo parecido a la Oligarquía (gobierno -arjé- de unos pocos -oligós-), a la "Democracia constitucional" la cual, gracias a la Ley electoral, basada en el denominado "Sistema d'Hont" hace que predomine el sistema de mayorías y la alternancia y perpetuación en el poder, conduciendo a que, a modo de los tiempos (s. XIX) en que Antonio CÁNOVAS DEL CASTILLO (conservador) y Práxedes MATEO-SAGASTA ESCOLAR (liberal) se alternaban en el Gobierno, se instaurase el denominado "Bipartidismo", lo que, al final, nos ha transformado esta "Democracia constitucional" en algo que podríamos denominar una "Aristocracia" (gobierno -kratos- de los mejores -aristoi-; pero, no debe entenderse el término "mejores" como que son las mejores y más cualificadas personas las que gobiernan, sino en el término propio de la antigua Grecia, los "nobles", entendido por la segunda de las acepciones del Diccionario de la R.A.E.L. quien "por herencia o por concesión del soberano, posee algún título del reino."; evidentemente, nos hallamos ante un símil, tratando de eludir la denominación que algunos políticos han designado, entendido como "casta" definido según la tercera acepción del Diccionario "grupo que forma una clase especial y tiende a permanecer separado de los demás por raza, religión, etc."). 
- El gran defecto de esta "Democracia constitucional" ha estado en el hecho de que se ha gobernado para el Pueblo, pero sin contar con éste, salvo de 4 en 4 años, a modo de otro "Despotismo ilustrado", donde la repulsión al sistema de "Referéndum" franquista -sólo hubo uno en sus 40 años-, ha llevado a realizar sólo uno -el del ingreso en la O.T.A.N.- en estos 40 años democráticos; valga el sarcasmo de que la "Democracia constitucional", es tributaria y digna causahabiente de la "Democracia orgánica".
- Las elecciones a las Cortes Generales celebradas en el día de ayer, han demostrado, según diversos analistas políticos, una voluntad de cambio, de cierre, de otros 40 años de la Historia de España, en el que, como primer parámetro de apertura a mayor número de Partidos políticos en la toma de decisiones, consistente en el PACTO. Esencia de la Democracia, de la negociación pacífica, de la renuncia a mis derechos para aceptar los tuyos (recordemos a Emmanuel KANT con su libertad), a la esencia de la MEDIACIÓN, el "(I) win, (you) win". A escuchar al mayor número de ciudadanos, a que éstos participen en mayor número, a que haya más cauces de acceso al poder.
- No es dable una Democracia, en la que el Partido que obtiene el 30% de sufragios, gobierne con "mayoría absoluta", "arrase" sobre el 70% de los restantes votantes. En esto falla nuestro sistema, en dar el poder a una Minoría de notables, de nobles, hasta ayer, a los notables de un Partido o del otro, lo que ha producido los grandes males de nuestra sociedad: corrupción, paro, inestabilidad social, burocrartización del político alejándose de los ciudadanos, etc.
- Debemos olvidarnos, pues y a partir de ahora, de los Gobiernos monocolores y empezar a verlos bicolores, como el del actual del Consell de la Generalitat Valenciana, incluso tricolores, polícromos, en definitiva. Ésta es la esencia de la Democracia, el consenso, el pacto, el entendimiento, la tolerancia, la empatía con el contrario. Que hablen, que dialoguen y dispongan, cuantos más, mejor.
- Lo contrario, deviene del monolitismo, de situaciones parecidas al tozudo posicionamiento entre los representantes del Estado y de la Generalitat de Catalunya, empecinados en mirarse por el homóplato.
- En esta última Legislatura, nos hemos encontrado con la circunstancia de que, durante sus 3 primeros años, prácticamente, no se ha dictado Ley alguna, sin embargo, en este último o, mejor dicho, en estos últimos 6 meses, hemos visto un auténtico aluvión de normas, contra-normas, normas de corta duración y de media; todo un auténtico descontrol jurídico, donde los operadores jurídicos, nos hemos visto totalmente desorientados sin saber qué día aplicar qué norma y en qué supuesto.
- No es esto la Democracia (el poder -arjé- del Pueblo -demos-).
- Difícil tarea será la de las nuevas Mayorías para pactar, para designar Presidente del Gobierno y éste su Gobierno. Árdua, sin duda, pero necesaria, si queremos que la voz de todos (Demos) se oiga y la voluntad de todos (Demos) y se apliquen y promulguen normas de "largo recorrido" y general interés para la mayoría de ciudadanos, como en Educación, Sanidad, Energía, Libertades, Derechos sociales, nuevos cauces de participación de los ciudadanos en la actividad legislativa y decisoria, Ley electoral incluida. Y, si hay que modificar la Constitución, incluida la absoluta separación de poderes, pues, se modifica, dado que así tiene en su texto su propio mecanismo de reforma.
- Por último, debemos protestar por la desinformación que los Medios de comunicación hacen con las Elecciones generales. En España, el sistema es Parlamentario, no son Presidencialistas, pues cuando se debatió y redactó la Constitución de 1978, se huyó, por un lado, del Presidencialismo francés y americano, donde el Presidente aglutina la mayoría del poder, con hondas raíces militares, como del Parlamentarismo italiano, que huía del régimen fascista de Benito MUSSOLINI. Cuando los Medios dicen que tal político es "candidato a Presidente del Gobierno" por el Partido cual, nos inducen a los votantes a considerar que en nuestra provincia de turno le estamos votando (para que éste represente los intereses de los habitantes de la provincia concreta -a modo del sistema británico-, pero, cuando éstos llegan al Congreso, se diluyen en la mayoría de su Partido de ámbito estatal y se olvidan de los intereses particulares de sus votantes provinciales ¡ingrata perversión del sistema electoral!-, lo cual es totalmente erróneo, pues, quien elige al "candidato" -no necesariamente Diputado- es el Congreso de los Diputados, por el régimen de mayorías que éste tiene establecido y, no necesariamente será aquel político que el Partido cual haya designado, como está sucediendo en Cataluña, donde la mayoría parlamentaria no quiere elegir al actual Presidente de la Generalitat de Catalunya, Artur MAS i GAVARRÓ, a pesar de que su Partido -coalición- lo propone como tal y así fue expresado a los ciudadanos. ¿Qué podría suceder si, al final, la mayoría aceptase que fuese otro el candidato? ¿Habrían engañado a sus electores?
- Lo mismo sucede, cuando algunos Partidos manifiestan que sea el Alcalde, el Presidente de la Comunidad Autónoma o el del Gobierno, el de la lista más votada. ¿Por qué tiene que gobernar el 30% de los votos sobre el 70% de éstos? 
- Anoche, los políticos ya estuvieron exponiendo sus posiciones para antes de negociar los pactos post-electorales; pero esto no nos interesa a los ciudadanos, lo que nos interesa son pactos de Estado, a largo plazo y con renuncia expresa a aquello que nos separa y con asunción de postulados de los que no nos interesa, en definitiva, para que todos los políticos defiendan los intereses de todos los ciudadanos, difícil empresa, que debe desterrar los llamados "intereses de Partido", asumiendo los "intereses de todos". 
- Estamos y estaremos en una Democracia, plural, que represente el pensamiento de todos los españoles y que nadie venza sobre nadie, que todos ganemos, para lo cual, todos deberemos ceder en algo. En definitiva, se trata de anteponer los intereses de la mayoría de los ciudadanos sobre los de la minoría de uno u otro Partido. Esto es la Democracia.
- Con el resultado de estas elecciones parlamentarias esperemos que los políticos hayan aprendido bien la lección y que se haya acabado ya con "la caza del urogallo". ¡Así esperamos! 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada