UNA FINESTRA OBERTA AL MÓN

UNA FINESTRA OBERTA AL MÓN
(c) Gallel Abogados

sábado, 27 de diciembre de 2014

CINE Y DERECHO (IV)

JUDGEMENT AT NUREMBERG
(Dir. Stanley KRAMER -1961-)


- Concluida la II Guerra Mundial, un Juez americano, jubilado, interpretado por Spencer TRACY, debe presidir el Tribunal que juzgue a cuatro (4) jueces que dictaron las sentencias que condujeron a la esterilización de centenares miles de personas, así como a la pena de muerte, dentro del régimen nazi.
- Los jueces nazis argüían en su propia defensa, que se limitaban a aplicar las normas vigentes en Alemania dentro del mandato del partido nazi. Aquéllos fueron defendidos magistralmente por su Abogado, interpretado, también magistralmente, por Maximilian SCHELL (Óscar). 
- Juez que juzga a jueces. Juez que no aplica el Derecho Positivo, Juez que juzga a jueces que sí lo habían aplicado. Juez que aplica la norma máxima en Derecho que va más allá de lo que denominamos el Derecho Natural pues, cuando, en nombre de éste se dice hacer las Leyes o, sencillamente, los diktat, al modo que lo hizo el Partido Nazi (NSDAP), acaban por corromper el Derecho Natural (entendido éste, como la Ética, lo que atañe y nace de la generalidad del ser humano, lo que es bueno y justo para todos y no bueno y justo para unos pocos), para convertirse en la total y ominosa injusticia.
- Un Juez que se precie, que deba dictar Sentencias justas, debe apartarse del Derecho Positivo sin principios, injusto, o con principios corruptos por ser contrarios a la esencia del ser humano libre, igual y digno.
- "... En un sistema de tremenda crueldad e injusticia impuesto por el Gobierno con absoluto desprecio de todos los principios legales y morales reconocidos por las naciones civilizadas, encuentra en ellos sin temor a equívoco los cargos contra estos acusados... quien realmente pide Justicia, es la Civilización. Hombres que, vestidos con negras togas, juzgaban a otros hombres, hombres que tomaron parte en la promulgación de leyes y decretos, cuyo propósito era el exterminio de seres humanos, hombres que ocupando cargos relevantes, tomaron parte activa en el cumplimiento de aquellas leyes que transgredían incluso la propia ley alemana. El Derecho alemán, como en toda nación civilizada tiene un principio común: ..."
- El monólogo-fallo de Spender TRACY es de loable, atenta y reflexiva escucha; incluso reconociendo el trabajo de sus colegas acusados, no por ello les absuelve, sino que les condena. Es justo su fallo.
- Ni siquiera la "salvación de la Patria" constituye excusa alguna para absolver.
"Una nación no es una roca... ante los pueblos del Mundo, permítanme Vds. que proclame en nuestro fallo aquello que defendemos Justicia, Verdad y el Respecto que merece el ser humano."
- MONTESQUIEU, justo en la primera línea de su libro "De l'esprit des lois"  decía que 
"Las leyes  en su más amplia significación son las relaciones necesarias que se derivan de la naturaleza de las cosas... Hay, pues, una razón primigenia. Y las leyes son las relaciones que existen entre esa razón originaria y los distintos seres, así como las relaciones de los diversos seres entre sí... Es preciso que sus movimientos [del mundo] tengan leyes invariables, de modo que si se pudiera imaginar otro mundo distinto de éste tendría igualmente reglas constantes, pues de lo contrario se destruiría..." 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada