UNA FINESTRA OBERTA AL MÓN

UNA FINESTRA OBERTA AL MÓN
(c) Gallel Abogados

sábado, 25 de mayo de 2019

EL DARDO ES LA PALABRA (XIV)

AVALEMOS AL SEÑOR

(c) Gallel Abogados

- ¡No! No hemos escrito mal el titular de esta entrada. Quizás, desgraciadamente, no tardemos mucho tiempo en verlo escrito o dicho de tal manera en algún medio de comunicación cuando alguien quiera decir "¡Alabemos al Señor!". Leyendo las siguientes líneas, podremos comprobar que ese futuro no está muy lejos.

Titulares de Prensa

- "El informe de los Letrados del Congreso avala la suspensión de los Diputados...".
- "El Tribunal Supremo avala la custodia compartida de un menor...".
- El Banco tal dice en su publicidad "Avalamos tus sueños".
- "El Ayuntamiento no avala la fiesta de las paellas."
- "La cantante avala que actuará esta noche en el teatro..."
- "La ciencia avala que caminar más rápido te hace vivir más."
- "El mercado avala la hoja de ruta de la empresa..."
- "La Audiencia Nacional avala la multa de un millón de Euros a..."
- "Messi avala la continuidad de Valverde".

- Las frases precedentes son titulares de los Medios de comunicación de fechas actuales, en las que utilizan el verbo "avalar", tanto para un roto, como para un descosido. Veamos, a continuación, cómo podríamos traducir el uso de dicho verbo.

- "El informe de los Letrados del Congreso CONFIRMA..."
- "El Tribunal Supremo DISPONE..."
- "CUMPLIMOS tus sueños".
- "El Ayuntamiento no AUTORIZA...".
- "La cantante CONFIRMA..."
- "La ciencia AFIRMA..."
- "El mercado ACEPTA..."
- "La Audiencia Nacional RATIFICA..."
- "Messi MANIFIESTA...".

- ¿Qué significa, pues, "avalar"? El Diccionario de la RAEL tan solo le da un significado, ni siquiera una acepción: "Garantizar por medio de aval"; es decir, que, si no hay un "aval" de por medio, no se puede garantizar nada.
- Entonces, tendremos que recurrir a conocer qué significa "aval". Así se pronuncia la RAEL:

1. Garantía que alguien presta sobre la conducta o cualidades de otra persona. 
2.Obligación que alguien adquiere de hacer aquello a lo que otra personase ha comprometidoen caso de incumplimiento.

- Parece, pues, que (i) los Letrados de las Cortes no garantizan la conducta de los Diputados, ni su obligación de volver a Prisión; (ii) ni mucho menos el TS garantiza el funcionamiento de la custodia compartida ni las obligaciones de los progenitores litigiosos; (iii) ni el Banco garantiza las obligaciones de su prestatario; (iv) ni el Ayuntamiento tampoco garantiza los desmanes de los festeros..., ni muchísimo menos, la Audiencia Nacional pagará la multa del infractor. Sin más explicaciones, por innecesarias.
- La palabra "aval" entra en el Castellano prestada del Catalán "avall", con corrupción fonética obvia. 
- La palabra "avall" está compuesta de "a-", indicando lugar y "vall", como valle, de "vallis" en Latín, significando "hondonada entre montañas" y, de aquí, el concepto de "hondo" o parte inferior. 
- Traducida correctamente al Castellano, significa "abajo", pues, abajo, avall, era el lugar en el que el "avalista", el fiador, firmaba la letra de cambio medieval, a continuación de la firma del aceptante de la letra, a quien garantizaba su obligación de pago ante el librador de la letra cambiaria.

No hay comentarios:

Publicar un comentario