UNA FINESTRA OBERTA AL MÓN

UNA FINESTRA OBERTA AL MÓN
(c) Gallel Abogados

viernes, 28 de noviembre de 2014

¿POR QUÉ LOS ABOGADOS VEMOS UN 6 Y UN 9 A LA VEZ?

LAS PARADOJAS EN DERECHO

"Relativity" M.C. ESCHER (1953)

- Cuando el cliente recurre a su Abogado para que le resuelva un conflicto, suele suceder con demasiada frecuencia, que, cuando aquél asiste al acto del Juicio o a su equivalente en el Arbitraje, se queda estupefacto cuando aprecia que un mismo hecho o suceso de su vida
es interpretado de distinta manera por cada Abogado, como si uno viese un número "6" y el otro viese un número "9"; prueba evidente de que cada Abogado, cuando se sienta
frente a otro, lo que tienen entre ambos es el mismo símbolo, pero cada uno lo interpreta según su interés o según del lado que ve.
. Si no estáis convencidos de ello, os invitamos a descifrar la siguiente y clásica paradoja.
"EUATLO era un joven sin recursos económicos que deseaba estudiar con PROTÁGORAS con la idea de dedicarse a la abogacía. PROTÁGORAS, que apreciaba la inteligencia del joven, le propuso que asistiera a sus clases y que una vez ganara su primer pleito ejerciendo de abogado, le abonara sus honorarios. El joven estuvo de acuerdo en el arreglo.

EUATLO, efectivamente, asistió a todas las lecciones pero, cuando acabó su formación, anunció que finalmente no se iba a dedicar a la abogacía, sino a la política, y que, por tanto, no estaba en obligación de pagar sus honorarios, pues jamás ganaría un pleito. PROTÁGORAS amenazó al estudiante con un pleito y el joven argumentó:
«Si vamos a juicio, PROTÁGORAS, y yo gano, por este mandamiento judicial, no te tendré que pagar; si pierdo, dado que aún no habré ganado mi primer pleito, y esta era nuestra condición, tampoco tendré que pagar. Así, pues, PROTÁGORAS, no te conviene ir a juicio: seguro que lo perderás.»
A lo que PROTÁGORAS, replicó:
«Si vamos a juicio, EUATLO, y yo gano, por este mandamiento judicial, me habrás de pagar; si pierdo, tú habrás ganado tu primer pleito y por razón de nuestro antiguo pacto, me habrás de pagar.»

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada