UNA FINESTRA OBERTA AL MÓN

UNA FINESTRA OBERTA AL MÓN
(c) Gallel Abogados

viernes, 6 de noviembre de 2015

MÚSICA Y DERECHO (III)

THE LAWS MUST CHANGE
(John MAYALL -1969)


- En julio de 1969, el bluesman británico John MAYALL daba un concierto en el teatro "Fillmore East" de Nueva York en el que grababa el que puede ser considerado como su mejor LP, denominado "The turning point", el punto decisivo; acababan de dejar su grupo músicos de la talla de
Eric CLAPTON (se fue a fundar el mítico CREAM), Peter GREEN, John McVIE (ambos fundaron FLEENWOOD MAC junto a Mick FLEETWOOD), MIck TAYLOR (se fue con los ROLLING STONES) o Aynsley DUNBAR (se fue con David BOWIE).
- Dentro de dicho magnífico disco en directo encontramos el tema "The laws must change", las Leyes deben cambiar, en la que Mayall nos decía lo siguiente, plenamente válido cuarenta y seis (46) años después:
El momento debe llegar sin duda, para que las leyes se ajusten a los tiempos, pero mientras la ley se promulgue, debéis abrir vuestras mentes. Parece que sea la moda en la que se dice que tú tienes razón y ellos están equivocados, pero debes ver ambas partes, antes de que te veas a ti mismo en la cárcel. Estás gritando al policía, pero tan solo están haciendo un concierto. Debes intentarlo y tomarte tu tiempo para averiguar cómo salir del concierto. Lenny Bruce estaba intentando decirte muchas cosas antes de morir. No tires piedras a los policías, pero deshaz los nudos de la Ley. Cada momento del que dispones eres culpable de un crimen. Las leyes deben cambiar un día, pero lleva su tiempo.
- No le falta razón a John MAYALL cuando en los turbulentos años de finales de los sesenta, y particularmente, en 1969, era necesario, como hoy en día lo es, cambiar las leyes y adecuarlas a la realidad de los días, al servicio de los ciudadanos, hay que participar ordenada y legalmente para tratar de cambiarlas, si los gobernantes no lo hacen, pero evitar la violencia que no hace más que deslegitimar a quien la practica. 
- Hay que oír todas las opiniones y situarse en ambos lados, empatizar con quienes no mantienen nuestro criterio y tratar de llegar a un consenso.
- Las Leyes deben cambiar, nunca deben ir, aunque sí van, detrás de los acontecimientos, pues el Estado, el Legislativo debe adelantarse a los ciudadanos para conseguir un bienestar común, nunca una opresión sobre éstos, sobre nosotros. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada