UNA FINESTRA OBERTA AL MÓN

UNA FINESTRA OBERTA AL MÓN
(c) Gallel Abogados

sábado, 28 de marzo de 2015

CINE Y MEDIACIÓN (I)

NEGOCIADOR
(Dir.: Borja COBEAGA -2015-)

- Empezamos una nueva serie dedicada al Cine y la Mediación, con una película, hoy en cartel, por lo que omitiremos narrar el argumento, a fin de invitaros a verla a los amantes de la Mediación y solución pacífica de conflictos.
- El tema de la película se centra en los encuentros (evitamos posicionamientos ideológicos) habidos entre representantes del Estado Español y de ETA en el año 2005, si bien, de forma ficcionada. Los personajes ficticios, por su correcta caracterización, bien pronto nos remiten al personaje real del que se trata..
- El interés del argumento para los que nos dedicamos a la solución pacífica de conflictos, se centra en que la película es un auténtico procedimiento de MEDIACIÓN ,quieran o no verlo así los más puristas, entre los que no nos encontramos.
- El procedimiento viene centrado por un Mediador inglés que sólo habla su lengua, el que se vale de una traductora francesa que habla inglés y castellano y que se ve obligada a interrumpir las locuciones de las Partes mediadas, que sirve de "medicina" para "calmar los ánimos" enfrentados.
- Las Partes mediadas, ambas hablan castellano, pero cada una ve un "6" o un "9" por el mismo hecho, debido al planteamiento antipódico al exponer sus respectivas  posiciones, físico, según su colación en la mesa, como ideológico, los cuales, no alcanzan a entenderse, aún hablando el mismo idioma, por el bloqueo conceptual que llevan consigo. Característico y, a la vez, tragicómico, resulta ver que la Traductora no sabe cómo traducir "Euskal Herria" al inglés, para que el Mediador lo entienda, pues en inglés se traduce igual que "País Vasco".
- Las apariencias de las Partes confunden al Mediador, quien, con ello, parece simpatizarse con la parte contraria. La revelación de secretos surge también en escena.
- Se firma el acta constitutiva de la Mediación, tras superar problemas previos.
- Aparecen los Asesores de las Partes. Característico el diálogo de cama que a los efectos de asesoramiento lleva a cabo el personaje que representa Ramón BAREA (Jesús) y la ingenua razón de las palabras de la "asesora".
- A punto de firmar al acta de acuerdo surge un cambio de personajes. Una de las Partes mediadas es sustituida por su superior orgánico, exigiendo de la otra que haga lo mismos, a los fines de que ambas Partes sean plenipotenciarias y no meros intermediarios sin facultades. Cuestión ésta que suele verse y cuestionarse en sede de mediación entre personas jurídicas.
- La resolución de este nuevo dilema, hace romper la Mediación con la exigencia de un "anexo" a lo que consta en el acta de acuerdo. Se produce un "caucus" muy peculiar.
- Aparte de la fina ironía de un humor vasco que sólo está presente en los silencios o en la visión de actores que han formado parte del elenco del programa televisivo "Vaya Semanita", entre los personajes surge la empatía, base de todo proceso de Mediación para alcanzar el acuerdo. Si bien, deberéis determinar cuál es el momento en el que surge, si antes o si después. La empatía llega hasta el extremo de hacer a huir ambas Partes de un mismo lugar por la misma razón.
- En cualquier caso, la frase sacramentada de la película es la siguiente:"para hablar siempre hay tiempo, para perdonar, no", la que nos recuerda a la de Thomas MORE cuando dijo que "Los hombres suelen, si reciben un mal, escribirlo sobre el mármol; si un bien, en el polvo.".
- Os invitamos a la visualización de esta gran película.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada