UNA FINESTRA OBERTA AL MÓN

UNA FINESTRA OBERTA AL MÓN
(c) Gallel Abogados

jueves, 4 de marzo de 2021

MÚSICA Y DERECHO (XIII)

I HEARD IT THROUGH THE GRAPEVINE


- Hoy os presentamos esta maravillosa canción interpretada por grandes monstruos del Soul como Marvin GAYE, Gladys KNIGHT & the PIPS o CREDENCE CLEARWATER REVIVAL, incluso, si la preferís en castellano, por los hermanos AUSERÓN, quienes tradujeron el título como «Son las malas lenguas», traducción muy libre, pero, afortunada del título original «Lo oí por el viñedo». Ésta es parte de su letra:

I heard that you're gonna leave me, oh, I
Oh, yeah, I heard that you're gonna leave me, oh, I
I heard it through the grapevine, oh
Oh, oh, oh, I heard it through the grapevine

Somebody told me 'bout your plans to leave me
Oh, oh, oh, I heard it through the grapevine, oh, wow
(Wow)

Better you wondered how I knew 'bout your plans to make me blue
With some other guy you knew before
Between us guys you know I love you much more
It took me by surprise, I must say, when I found out yesterday, oh, Lord

I heard it through the grapevine, not much longer would you be mine
(Heard it through the grapevine, longer would you be mine)
Heard it through the grapevine, not much longer would you be mine
(Heard it through the grapevine, longer would you be mine)

- Este tema viene al caso y al paso de la entrevista que Mònica LÓPEZ realizó a la Ministra de Igualdad en el programa de TVE «La hora de la 1», en las que ésta manifestaba su parecer respecto del anteproyecto de Ley de modificación del Código Penal en materia de delitos de agresión sexual.

Las palabras de la Ministra fueron las siguientes: «... ¿cómo se prueba que hay un robo en el que solamente han estado presentes la persona a la que han robado y la que roba... nadie se pregunta en este caso, si ha habido un robo o no, aquí se asume directamente, que la persona que denuncia el robo tiene razón y, a partir de ahí, se practican toda una serie de pruebas para comprobarlo; en el caso de la violencia contra las mujeres siempre surge la pregunta de "¿pero, Vd. qué hace? ¿dice sí, sí, sí todo el rato? Pero ¿cómo va a probar que realmente Vd. consintió o no o si el hombre lo malinterpretó?...».

- Sinceramente, no sabemos si la Ministra ha obtenido la Licenciatura o el Grado en Derecho o ha realizado un máster en Derecho Penal, ni en que Universidad, en su caso, del mismo modo que tampoco sabemos si ha trabajado desempeñando alguna función en algún Juzgado penal o trabajado en algún Despacho de Abogados o, en definitiva, cuál ha sido la fuente de la que ha bebido para emitirnos con tal rotunda y contundente aseveración. Does she heard it through the grapevine? Mejor hubiese sido que lo hubiese aprendido de la banda de música de mi pueblo, que aprende a tocar de solfa y no de oído.

- Nada más cierto que la irrealidad de lo manifestado, carente de todo sentido y razón, no solo jurídica, sino lógica, pues esta cuestión ya se había establecido en el Código de Hammurabi (1.750 a.C.), en la Biblia y en el Derecho Romano clásico, donde con la sola denuncia hecha por la víctima, no bastaba, pues se requerían otros testigos o pruebas de cargo de algún otro tipo para llegar a convencer al Juez de que el hecho se había producido en la forma denunciada o no.

- Previamente, debemos aclarar que el denunciante, procesalmente, es considerado como un testigo. 

-  Fíjese qué decía la ley primera del Código de Hammurabi, primera norma jurídica escrita de la Historia: «1 § Si un hombre acusa a otro hombre y le imputa un asesinato pero no puede probarIo, su acusador será ejecutado

- La Biblia (Deuteronomio 19:15) decía lo siguiente:  «No se levantará un solo testigo contra un hombre por cualquier iniquidad o por cualquier pecado que haya cometido; el caso será confirmado por el testimonio de dos o tres testigos.»

- Por último, veamos qué decía el Derecho Romano clásico: «testis unus testis nullus» (Un testigo solo es un testigo nulo), también «unius testimonio non esse credendum» (no debe darse crédito a un único testigo),  así lo dijo Paulo en el Digesto 48, 18, 20; por último, «ubi numerus testium non adicitur, etiam duo sufficient» (donde no se exprese el número de testigos, bastarán dos) así lo dijo Ulpiano  en el Digesto 22, 5, 12.

- ¡Caramba! Los Jueces llevan aplicando este criterio desde hace 3.871 años, de forma invariable y, ahora, de repente, de cop i volta!, parece que una persona lega en Derecho, dice y sostiene públicamente, ante millones de televidentes y usuarios de las redes sociales, justo, todo lo contrario. ¡Caramba! 

- ¿Qué dice a este respecto el premio Nobel de Literatura Bob DYLAN?

Come mothers and fathers throughout the land

And don't criticize what you can't understand
Your sons and your daughters are beyond your command
Your old road is rapidly aging
Please get out of the new one if you can't lend your hand
'Cause the times, they are a-changin'

No hay comentarios:

Publicar un comentario